martes, 24 de mayo de 2016

TomándoTe







Mis manos abrigaron tu pecho, dibujando mi lengua tu nombre en la cerviz, tus dedos jugaron entre tu sexo empapándose de tu esencia, humedeciendo el arco entre tus piernas al tiempo que entre tus nalgas crecía el irrefrenable deseo por tenerte palpitando y aumentando mi excitación. Ciega entre mis dedos suavemente mi pecho arqueó tu espalda ofreciéndome entonces tu cuerpo el excitante camino hacia tus adentros. Sudorosos, envueltos en la pasión del momento, establecieron mis labios el límite de tu baja espalda haciendo torrente tu fuente. Intensas, delicadas, entre olores de azahar y sexo, tus piernas se hicieron peregrino camino a mis ganas de ti.

Abierta a mí, penetré el mágico sendero empujándome dentro, jadeando contigo y pronunciando tu nombre al invadirte. Tus gemidos sumaron los míos al llenarte, tomando a la fuerza lo que tantas veces había deseado. Exploté dentro y fuera de ti, una sonrisa de placer me iluminó el rostro, agarré tu pelo girándote y mis labios forzaron los tuyos en el momento en que tus manos jalonaban la cumbre de mi empapado sexo endureciéndolo de nuevo sólo para ti.

 

2 comentarios:

  1. Desde el abrigo llegas hondo
    Mi beso, Majestic

    ResponderEliminar
  2. ... "jadeando contigo y pronunciando tu nombre al invadirte"...
    Cuanta importancia encierran los nombres en el arte de la dominación.

    ResponderEliminar