martes, 8 de diciembre de 2015

De seda y piel







Niña de seda , hilo de luz que se dibuja en tu espalda. Niña de seda y azules, torrente de miel al calor de tu pecho; soñar y verme envuelto en ti, magia de colores, tu olor, sabor encerrado en tus manos de brisa satén; caricia del alma, dulce pasión, escondido temblor. Niña de seda, agua, fuego; terso tu mirar reflejado, tocar y descubrir, pensarte y renacer, verte niña y sentirte mujer. Mujer de seda y piel, cuello, pecho, manos y pies; descifrarme, florecer y al despertar escribirte; amanecer y prolongarme. Verso, rima, poesía, encuentros en tu rojo atardecer. Besos, caricias, susurros al aire; espalda de seda, principio y fin, sendero a seguir, subir, recorrerte y no pensar, descansar; iniciar y retomar, ascender, bajar, entrar, dormir y despertar. Caminar descalzo, tímida desnudez al acercarme y llegar, permanecer y tejer en seda tu piel; beso largo, lento, prolongado; beso que llene de flores mi garganta, mariposas en los pies, beso dulce, derroche de luz, beso limpio, de agua, fresco en mi pensar. Beso de seda y luz, de calma y sed, mi sed, tu sed; seda que me envuelve y me habla de ti...





1 comentario:

  1. Definitivamente eres, aún cuando no estabas.

    ResponderEliminar